Faro de Vigo: Proyecto de arte urbano, medianeras

Proyecto de arte urbano para embellecer la ciudad
El Concello elige 120 edificios para adornar medianeras con murales y grafitis

Las comunidades de propietarios tendrán que autorizar cada obra artística y el Ayuntamiento asumiría los gastos »Firmará acuerdos con colectivos ciudadanos y de creadores para que propongan temáticas y pinturas
selina otero 24.08.2014

El Concello elige 120 edificios para adornar medianeras con murales y grafitis

Los edificios elegidos por el Concello para ser adornados OUTRO VIGO É POSIBLE / CONCELLO

El estreno del proyecto de street art en la ciudad para decorar medianeras que quedan a la vista y hacen mal efecto será a partir de mañana en el número dos de Príncipe: pared lateral en el corazón urbano en la que lucirá en menos de quince días la reproducción a gran escala de la obra Fiestra de Urbano Lugrís. Tras el pistoletazo de salida vendrán más, según acreditan fuentes municipales, que ultiman el proyecto de arte urbano para embellecer progresivamente los edificios de la ciudad. El plan del Ayuntamiento incluye 120 medianeras ubicadas en las calles de Vigo para pintar sobre ellas murales y grafitis y conseguir así mejorar el aspecto visual de las construcciones. Al mismo tiempo, las paredes laterales de edificios céntricos de la ciudad, desde García Barbón, Elduayen, Policarpo Sanz, Areal o Hispanidad, se convertirán en lienzos para los artistas especializados en reproducción de murales, pintores y expertos en el manejo del espray.

Vigo se unirá así a la tendencia de otras urbes que han logrado modernizar el aspecto visual del paisaje urbanístico al integrar coloridos grafitis y murales en la estética de la ciudad, como Lisboa, Berlín, París, Nueva York, Lyon o Melbourne. “Hemos identificado ya 120 medianeras pero hay muchas más en la ciudad”, explican fuentes municipales, de modo que en el futuro podría ampliarse el proyecto a otras áreas de la ciudad. La intención es que para el primer trimestre de 2015 “estén terminadas unas diez medianeras”.

De momento, la Concejalía de Urbanismo ultima las bases del proyecto para publicarlas en breve. Ofrecerá a las comunidades de propietarios apuntarse para participar en el proyecto de arte urbano, “con el objetivo de que colaboren para dar las autorizaciones” cuando se trata de edificios de cada ámbito, ya que les corresponde la tarea de conceder permiso para que los artistas puedan actuar sobre las medianeras. Puntualiza el Ayuntamiento que no supondrá gastos para las comunidades de propietarios, ya que la parte económica dependerá del Concello, “y al mismo tiempo podrán ver revalorizado el entorno en el que viven”, ya que las medianeras convertidas en obras de arte urbano suelen dejar un nuevo aire en la zona, incluso en muchas ciudades algunos de los murales se han convertido en reclamo turístico y acaban formando parte del recorrido típico para visitantes.

Cualquier comunidad de propietarios podrá apuntarse si tiene edificios con medianeras a la vista. No obstante, existen ciertas construcciones ubicadas en el centro de la ciudad, en calles muy céntricas, y que el Concello ya ha localizado. Por su especial interés, al destacar más visualmente, se les propondrá directamente la participación en el proyecto, como es el caso, por ejemplo, del número 2 de Príncipe, cuyo inicio del montaje está previsto para mañana. En este caso se hará cargo de la obra una empresa especializada en reproducción de pinturas con aerosol y en grandes dimensiones. Sobre esta céntrica medianera se verán en tamaño XL Bouzas y las islas Cíes, dos de los elementos de las obras de Lugrís.

En una ciudad industrial como Vigo, los efectos del desarrollo urbanístico dejan a la vista gran cantidad de medianeras. En las imágenes pueden contemplarse cerca de 20 pero son muchas más las que están registradas en el proyecto que maneja el Concello. Muchas de ellas son de pared entera, luciendo un lateral completo de un edificio a la vista. En ocasiones, estas medianeras están cubiertas de aluminio o de pintura pero otras veces se quedan en cemento o con algún tipo de revestimiento que le aportan un look poco atractivo y que suele afear la zona, con la sensación de que falta algún elemento que tape dicho vacío.

El listado de medianeras ubica posibles lienzos por numerosos rincones de la ciudad: desde la Calle Elduayen, hasta Velázquez Moreno, García Barbón, Policarpo Sanz, Calle Alfonso XIII, Hispanidad o Falperra. También constan medianeras partidas, es decir, parte de un edificio que queda a la vista por tener uno de menor altura contiguo. Completan el listado la Calle República Argentina, García Olloqui, la Calle Carral, Areal, Cánovas del Castillo, Montero Ríos, Oporto, Sanjurjo Badía, Julián Estévez, Ronda de Don Bosco, Taboada Leal o Pi i Margall, entre otras.

El Concello se compromete a hacerse cargo de la financiación de los proyectos de arte urbano. La gestión de los mismos se realizará a través de las asociaciones colaboradoras en el plan municipal: la Plataforma ciudadana Outro Vigo é Posible, la Fundación social Emaús y colectivos de artistas que estén interesados en participar en la pintura y decoración de edificios de la ciudad. Ayuntamiento y comunidades de propietarios elegirían los edificios en condiciones para asumir una obra decorativa en uno de sus laterales.

Según las directrices que ultima el Concello corresponderá a las asociaciones ciudadanas y a los colectivos de artistas valorar los proyectos y dar su visto bueno a las obras. “Se van a firmar acuerdos para que las asociaciones y los colectivos se impliquen en los proyectos y propongan temáticas y pinturas. Se creará una comisión de artistas y técnicos para valorar las obras”, comentan fuentes municipales, de manera que cada pintura sea apropiada para un espacio, además de elegir a los autores de las mismas, con participación en la selección de artistas locales, y el objetivo también de buscar un equilibrio entre las obras elegidas en la ciudad.

Las plataformas ciudadanas que apoyaron el proyecto consideran que este tipo de iniciativas vinculan a vecinos, a la Administración local, a propietarios de inmuebles, artistas locales, asociaciones vecinales y a empresas, que pueden colaborar también en el montaje de la obra. Consideran que se trata de un trabajo en equipo que, además, suele redundar en un cambio positivo en la apreciación de la propia ciudad. Además, Vigo cuenta con un potente colectivo de artistas locales especializados en grafiti y con destacados currículos por su experiencia tanto en la ciudad y otros puntos de Galicia, como en el extranjero, desde Milán a Copenhague, pasando por Berlín, Nueva York, París o Río de Janeiro.

Otra de las opciones que maneja el Concello es abrir la participación a instituciones, fundaciones o empresas patrocinadoras para “apadrinar murales” colaborando en la financiación. “Sería un modo de contribuir al plan de decoración de espacios en la ciudad a través de obras de arte. Al mismo tiempo se les reservaría un pequeño espacio en la elaboración del mural o grafiti para dejar constancia de dicha colaboración, con la grabación del nombre de la entidad en la obra”, apuntan fuentes del Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *