Faro de Vigo: Mil ideas para ilustrar la ciudad

PINTURA LUGRÍS
Mil ideas para ilustrar la ciudad

Colectivos ciudadanos proponen reflejar la historia de Vigo en las medianeras y lanzar mensajes para el cuidado medioambiental
selina otero 26.08.2014 | 01:47

Desde grafitis creativos que aporten un look moderno al paisaje urbano hasta murales que retraten la historia y el carácter de la ciudad, con escenas tradicionales de la ribeira del Berbés, el mar o la industria. A los colectivos ciudadanos que colaborarán con el Concello en el proyecto para decorar medianeras y muros de la ciudad se les ocurren mil maneras de ilustrar Vigo en las paredes de los edificios desnudos. Las propuestas son diversas y, cuando los artistas interesados en participar se unan, probablemente las opciones se multipliquen.

Serán, progresivamente, unas 120 medianeras las que servirán de lienzo para mejorar la imagen de la ciudad con arte urbano. Los colectivos de ciudadanos que ayudarán al Ayuntamiento a impulsar los proyectos consideran que la propia red de grafitis y murales que se vaya tejiendo por las calles, que llevará su tiempo, debe ser representativa de la ciudad, es decir, reflejar la idiosincrasia de la urbe, tanto desde un punto de vista histórico, que recuerde los pilares de la misma, como desde un punto de vista actual, con obras artísticas contemporáneas.

El comité asesor que se creará, formado por representantes de los colectivos ciudadanos y artísticos, será el encargado de dar el visto bueno a cada mural, teniendo también en cuenta el equilibrio de las pinturas por áreas. Las islas Cíes o la ría son puntos clave para la ciudad y, en este caso, quedarán ya reflejadas en esta primera obra, que es la representación en grandes dimensiones en el número dos de Príncipe del cuadro titulado Fiestra, de Urbano Lugrís.

¿Qué más postales de la ciudad deberían constar a modo de propuesta? “Las bateas, Rande o imágenes del pueblo de Vigo en la Reconquista, por ejemplo, sin olvidar la industria local, en los barcos y con el pescado. También podrían quedar reflejados de algún modo personajes históricos, como Martín Códax, Cachamuiña, Cantares Gallegos de Rosalía de Castro y también la historia del Castro”, explican fuentes consultadas.

Las fórmulas de representación son diversas; además del grafiti artístico de autor, pinturas de autor o reproducción de murales a gran escala, también se puede jugar con simulaciones arquitectónicas, jardines verticales o pinturas que solo cubren una parte de la pared, o también poemas visuales, que suelen ser imágenes que llevan asociada una idea escrita o simplemente una imagen evocadora.

Un gran escaparate

“En el fondo se trata de un escaparate, porque las obras están a la vista y tienen grandes dimensiones; creemos que sería bueno también que hubiese murales con mensajes, que transmitan la idea de cuidado del medioambiente, que ayuden a concienciar sobre el afecto al entorno y el bienestar de las personas que viven en la ciudad”, explica Juncal Blanco, del colectivo de participación ciudadana Emaús. Es una de las organizaciones con las que cuenta el Ayuntamiento para poner en marcha el proyecto de las medianeras.

Blanco explica que todavía están en la fase preparatoria pero que desde las conversaciones iniciales le gustó el planteamiento de ser un proyecto “en clave de ciudad”. “Es una iniciativa participativa y abierta. Nosotros somos un colectivo que trabajamos mucho en inclusión social y en dinamización de procesos participativos. Creemos que es una gran oportunidad para lanzar mensajes porque tendrán mucha visibilidad”, añade Blanco, que también destaca el tema de “ciudad limpia”.

¿Cómo combinar mensajes medioambientales con recursos históricos y obras actuales? Para Hixinio Beiras, de Outro Vigo é Posible, son muchas las modalidades artísticas que pueden emplearse en este tipo de proyectos, teniendo en cuenta la experiencia de otras ciudades europeas. “Desde el trampantojo, que permite plasmar personajes históricos o también reflejar situaciones cotidianas con ciudadanos de a pie, hasta murales con un tono reivindicativo, hiperrealistas, de homenaje e incluso temática solidaria”, apunta Beiras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *