Todas las entradas de: OVEP

VIGO: déficit de bibliotecas

La Voz de Galicia

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/vigo/2017/11/11/deficit-constatado-bibliotecas-publicas/0003_201711V11C5991.htm

JAVIER ROMERO

VIGO / LA VOZ 11/11/2017 05:00 h

Déficit constatado de bibliotecas públicas
Outro Vigo é Posible denuncia que la ciudad tiene el servicio de préstamo de libros gestionado por administraciones más pobre de las 40 urbes más pobladas del país

Vigo (292.817 vecinos) tiene menos bibliotecas de titularidad pública que otras muchas ciudades de España a las que casi dobla en población, como Albacete (172,426), Alcorcón (167.354) o Castellón (170.990). Basta con hacer un análisis de la situación para constatar que Vigo es la que presta, históricamente, un servicio más deficitario hasta el punto de estar a la cola de un ránking elaborado con las 40 ciudades con más vecinos de España. El estudio es cosecha del colectivo Outro Vigo é Posible, y en concreto de la profesora de instituto Nuria Abalde. Lo que primero que cabe explicar es que el trabajo habla de bibliotecas de titularidad pública, no de bibliotecas catalogadas públicas pero de titularidad privada, como son las centros culturales de AFundación en García Barbón, Traviesas y O Calvario. Tampoco se consideran bibliotecas las salas de estudio, ya que el servicio de préstamo de libros o no existe o es ínfimo, aunque en la web municipal se recogen hasta 20 bibliotecas, entre ellas la del Marco, de la Universidad o de la Cámara de Comercio.

La ciudad de Vigo, atendiendo a su población, ocupa el decimocuarto puesto en el contexto nacional. La realidad evidencia que sus dos bibliotecas de titularidad pública son de competencia municipal, no existiendo ninguna que sea responsabilidad de la Diputación, la Xunta o el Gobierno central. En el caso de la ubicada en el Casco Vello, el mismo trabajo especifica que la gestión sí es de competencia mixta entre el Ayuntamiento y el Gobierno gallego. Aun así, las comparaciones, aunque odiosas, resultan ilustrativas. El trabajo de Outro Vigo é Posible evidencia que, por ejemplo, los vecinos de Valladolid (301.876), la siguiente ciudad española con más población que Vigo (292.817), tienen 18 bibliotecas, de las cuales 17 son gestionadas y financiadas por el Ayuntamiento y una por el Gobierno central.

Menos vecinos, más ventajas.

Cogiendo como referencia Gijón, que ocupa el decimoquinto puesto en el ránking de ciudades más pobladas del Estado, la realidad evidencia que sus vecinos (273.422) pueden disfrutar de doce bibliotecas, once de titularidad municipal y otra de competencia estatal. También en Asturias, pero en Oviedo (220.567 vecinos), el Ayuntamiento gestiona diez centros de préstamo de libros, mientras que el Gobierno central asume la competencia de una más. El caso de Albacete (172.426 residentes) resulta especial significativo, ya que la Administración local afronta la gestión de 14 bibliotecas, dejando la restante para el Ejecutivo central. En Alcorcón, la población que cierra el citado listado de las 40 ciudades con más vecinos de España (167.354), el Ayuntamiento administra siete bibliotecas, cifra que triplica a las de Vigo, y eso que el censo poblacional de la primera ciudad de Galicia duplica al de esta urbe castellana.

Vigo, en el contexto de Galicia, tampoco sale bien parada. Es con mucho la ciudad más poblada con unos 50.000 vecinos más que A Coruña. Aún así, la realidad pone sobre la mesa que los residentes en A Coruña tienen ocho bibliotecas de titularidad pública a su alcance: seis que son competencia del Concello, una de la Diputación y otra del Gobierno central. La comparativa se vuelve más cruenta si se utiliza como referencia Ferrol, ya que los 68.308 vecinos de esta ciudad tienen a su alcance tres bibliotecas que son gestionadas por el Concello. En Outro Vigo é Posible explicaban ayer que, antes de verano, se entrevistaron con el alcalde para presentar este trabajo y otros, pero siguen sin recibir respuesta alguna todavía.

Lo que sí retomó de palabra este año el gobierno local fue el proyecto iniciado con el gallego César Antonio Molina como ministro de Cultura -y que llegó a presupuestarse-, cuando ofreció al Concello una biblioteca nueva a cambio de que el Ayuntamiento cediese terrenos, algo que no nunca ocurrió. Este año, sin embargo, se barajó como opción que la hipotética y futurible biblioteca se ubicase en los juzgados de la calle Lalín cuando el edificio quede en desuso.

CENA BAÑO MARÍA, 25 DE MAYO DE 2017

Cena “Baño María”, 25 de mayo de 2017

Tema:

CULTURA CONTEMPORÁNEA EN VIGO

La razón del tema viene marcada por las noticias y hechos que en los últimos tiempos se han dado en Vigo y tras la reunión con el Alcalde  en la que le planteamos nuestra  preocupación por la situación de la cultura contemporánea en nuestra ciudad, decidimos organizar  una mesa redonda/cena con expertos en las distintas área de la cultura contemporánea en Vigo para que nos dieran su punto de vista sobre lo que está sucediendo  y, partiendo de ahí, plantear y discutir propuestas que pudiéramos  posteriormente presentar al Concello.

Esta preocupación surgió hace unos meses a raíz de la aparición en prensa de unos artículos de opinión sobre el futuro de la cultura contemporánea en Vigo y de una serie de noticias relacionadas con el futuro del Marco, la desaparición de eventos de arte alternativo como el festival ALT de teatro y la disminución de la financiación de todas las actividades relacionadas con manifestaciones de arte contemporáneo.   En algunos de estos artículos se proponían alternativas para mejorar la planificación y la gestión cultural y se apuntaba que el problema de fondo es el modelo de ciudad que subyace en la asignación de fondos públicos desde el Concello.

Todos estos son temas de calado, que necesitan abordarse desde perspectivas profesionalizadas, pero desde OVEP, como espectadores y usuarios de la oferta cultural, consideramos necesario reflexionar sobre la situación en nuestra ciudad y pensar propuestas para actualizarla.

Están invitados como ponentes:

–          Julio Gómez, Promotor de los festivales SINSAL

–          Manuel Bragado, Director de Xerais.

–          Xosé Manuel Buxán Bran, Profesor de la Facultade de Belas Artes de Pontevedra.

–          Pedro Fresneda y Raquel Hernández, Codirectores, Técnico y Artístico, del Teatro Ensalle.

Datos relevantes que nos permiten identificar algunos de los problemas de la situación de la cultura en Vigo y nos pueden ayudar a orientar el análisis:

Disminución del apoyo del Concello a cultura contemporánea:

    1. Eventos desaparecidos en años anteriores:  Fotobienal, Vigo a Escena, Festi-clown, Vigo Transforma que era un festival con música, talleres, performances… y compromiso con la ecología, y algunos más.

FESTIVAL ALT (desde 2002 hasta 2017). Desaparece este año por falta de apoyo económico del Concello que fue evolucionando de la siguiente forma: en 2012 financió con 60.000€ y en 2017 se pasó a 10.000€, lo que lo hace insostenible.

Eventos en peligro:

i. Sinsal (música contemporánea), Imaxina Sons (jazz), SINSAL EN San Simón. Sinsal tuvo la siguiente financiación desde 20.000€ en su comienzo hasta los 7.000€ de financiación para el año 2017 (el año 2016 tuvo 10.000€

ii. Cine Club Lumière:  De 15.000€ hace unos años, hasta los 10.000€

iii.      El Ensalle, bajando de financiación año a año.

  1. EL MARCO: El director actual presentó su renuncia a finales del año 2016, y se materializará a finales del 2017. Según los datos de asistencia salidos en la prensa (89.000 visitantes en 2016) es el museo de Vigo con mayor afluencia de público.  A pesar de ello no parece que se tenga una estrategia para la elección de un nuev@ director@ para el MARCO a pesar de que la ADACE (Asociación de Directores de Museo y Centros de Arte contemporáneo de España) se ha ofrecido al Concello desinteresadamente para asesorarles en esta tarea.
  2. Posición irrelevante de la ciudad Vigo en el Observatorio de la cultura 2016, de la Fundación Contemporánea (http://www.fundacioncontemporanea.com/wp-content/uploads/2017/02/Observatorio-de-la-cultura_2016.pdf) . “El Observatorio de la Cultura es un instrumento para tomar el pulso a algunas de las cuestiones que más puedan interesar al sector en cada momento, creando unos indicadores para analizar tendencias, promoviendo el debate e identificando carencias y oportunidades de actuación” en las ciudades de España. Dentro de este análisis se comparan las propuestas de las distintas ciudades que son valoradas por panel de expertos. Los indicadores miden por una parte la calidad de la oferta cultural y por otra la innovación. A pesar de ocupar el puesto 14º por tamaño, Vigo no aparece posicionada en ninguno del parámetro (lista de 20 ciudades), aunque sí lo hace Santiago de Compostela y A Coruña.  El único evento cultural destacable de Vigo dentro de la Comunidad Autónoma de Galicia es el MARCO.  Por otra parte, en el Observatorio se identifican la media de los incrementos de presupuesto público para cultura en los últimos 2 años y, aunque el incremento es pequeño, es positivo. Esto contrasta con el recorte brutal que se hace desde el Concello de Vigo.

Comisión OVEP

Presentación del Proyecto de la Panificadora, La Voz de Galicia

 

Todos los partidos se comprometen a salvar el edificio de la Panificadora

20 de marzo 1996

El culebrón de la Panificadora no es nuevo. El 20 de marzo de 1996 se producía un cambio respecto a la dinámica destructiva que se cebaba con la Panificadora, al saberse que de las tres propuestas presentadas por los dueños del terreno, una contemplaba su conservación. El alcalde Manuel Pérez y el teniente de alcalde, Gil Sotres, informaron del tema al PSOE y al BNG. Los socialistas ya habían anticipado que estaban a favor de mantenerla. El BNG estaba en la misma línea aunque puntualizaba su responsable municipal, Lois Pérez Castrillo, que era preciso hablar de las edificabilidades previstas. Uno de los propietarios se reunió ese mismo día también con uno de los grupos municipales para explicarle su postura. También se abordó la posible necesidad de modificar el Peri de la zona ya que contemplaba 72 viviendas de gran tamaño, cuya salida era dudosa, y una instalación hotelera. La propiedad prefería más pisos de menos tamaño. La noticia supuso un cambio de perspectiva para el clásico edificio industrial, ya que hasta entonces las propuestas primaban la construcción sobre la conservación. Los 90 fueron años de expansión de la construcción, con el plan urbanístico de 1993 y con sonados edificios que se construyeron ajenos a cualquier legalidad.

Al mismo tiempo que se debatía sobre el futuro de la Panificadora, un edificio que se puede contemplar desde la casa consistorial, fue naciendo una fuerte conciencia social que capitaneó la asociación   Outro Vigo é Posible. Esta acabaría llevándole a Abel Caballero la   propuesta de mantener el edificio y utilizarlo para usos culturales, ya en el 2007, pero el recién elegido regidor no contempló su recuperación. Ahora sí ha llegado esa fase y ya existe un proyecto para recuperar la edificación industrial. Hoy mismo, a las 11.00, los arquitectos Celso López y Jorge Salgado expondrán los detalles del proyecto arquitectónico que han diseñado para rehabilitar el inmueble y dedicarlo a usos culturales. Su plan cuenta también con recuperar la fallida instalación del la biblioteca del Estado, comprometida por el Gobierno de Zapatero cuando César Antonio Molina era ministro de Cultura y que no se instaló porque el gobierno local no le facilitó un sitio. Todo el proyecto, en todo caso, está pendiente de la negociación de la expropiación con los propietarios, que ahora son tres.

Enlace a la noticia:

Presentación del proyecto para recuperar la Panificadora

Noticia del faro de Vigo

Los arquitectos de la nueva Panificadora se plantean como reto “recuperar su esencia”

El alcalde compromete que el proyecto será una realidad en el próximo mandato durante la presentación en sociedad de la rehabilitación

a. méndez 20.03.2017 | 14:32

Infografía realizada por los arquitectos de La Panificadora. / FdV

Infografía realizada por los arquitectos de La Panificadora. / FdV

Los arquitectos Jorge Salgado Cortizas y Celso López Martín expusieron hoy en Casa das Artes el proyecto con el que ganaron el concurso de ideas para rehabilitar La Panificadora en un acto al que estaban invitados representantes del COAG, colectivos sociales, empresarios y asociaciones como Outro Vigo é Posible que llevaban años trabajando por la recuperación del antiguo inmueble fabril. Los diseñadores aseguraron que el principal objetivo de su propuesta es “recuperar la esencia” del edificio original y limpiarla todo lo posible de anexos inservibles para que “respirase”.

El segundo punto determinante de su proyecto, seleccionado el pasado miércoles por un jurado compuesto por 15 representantes del Concello, Zona Franca y arquitectos es la apertura de todo el ámbito hacia el Casco Vello y la creación de una nueva entrada a Praza do Rei desde la calle Santiago, entrando por el Paseo de Alfonso. “Queríamos abrir el conjunto”, destacó Celso López, mientras Jorge Salgado se centró en detallar el uso interior de los espacios.

“No queríamos generar sombras ni tapar los patios interiores que nos parecían tan importantes como la arquitectura del edificio”, argumentó respecto a la propuesta de respetar al máximo la configuración inicial de La Panificadora. En primera fila, el alcalde, Abel Caballero, que se comprometió a avanzar en la actual legislatura con las cuestiones técnicas y urbanísticas para que la rehabilitación que impulsa con Zona Franca sea “una realidad” en el próximo mandato.

Enlace a la noticia: http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2017/03/20/arquitectos-nueva-panificadora-plantean-reto/1644862.html

Vigo, 20 de marzo de 2017

“La Panificadora puede considerarse la auténtica catedral civil de la ciudad”

La Voz de Galicia

Entrevista a Matías Movilla: Satisfecho con el proyecto elegido, cree necesaria una conexión peatonal con Camelias

“La Panificadora puede considerarse la auténtica catedral civil de la ciudad”

Juanma fuentes
vigo / la voz 17/03/2017 05:00 h

Noviembre del 2008, la asociación Outo Vigo é Posible (OVEP) inicia una campaña para salvar la Panificadora. Marzo del 2017, se da a conocer el ganador del concurso convocado por el Concello para recuperar la antigua fábrica y transformarla en un centro sociocultural. Se elimina así la opción de construir viviendas y se garantiza su pervivencia. Matías Movilla, abogado y directivo de OVEP, estaba presente en la Alcaldía en el momento de dar a conocer el fallo del jurado.

-¿Alguna vez imaginó que llegaría un día como el del martes? -Realmente, sí

.-Lo dice muy seguro.

-En estos años hubo un punto de inflexión una vez que OVEP tomó la iniciativa de intentar salvar la Panificadora. Sabíamos que iba a ser difícil. La clave estaba en el Concello y después logramos implicar a Zona Franca.

-¿Ha tardado mucho o es el tiempo esperable en un proceso de este tipo?

-Podría haber tardado menos, pero la crisis económica ha influido. Ahora… ya está, aunque tampoco podemos echar las campanas al vuelo, pero sin duda hemos llegado a un punto de no retorno. Se ha garantizado el reconocimiento de su utilidad pública y hay dinero consignado. Falta pedirle al PP que consigne dinero en los Presupuestos Generales del Estado para la biblioteca estatal.

-Para quien lo ignore, ¿por qué debe conservarse la Panificadora?

-Hay muchas razones. Es el primer edificio de Galicia construido con hormigón armado y tiene un valor arquitectónico propio. Representa el inicio de la industrialización en Galicia. Los promotores fueron a Alemania y, aprovechando la hiperinflación, lograron la maquinaria a buen precio.

-Se le ve puesto en el tema…

-Son muchos años de estudio y de lucha para salvar lo que hoy podría considerarse la catedral civil de la ciudad, una denominación que me gusta utilizar. Es un edificio emblemático, en un posicionamiento privilegiado, en el centro-centrísimo de la ciudad, con vistas excelentes

.-Imagino que no es un caso único de arquitectura industrial recuperada después para usos ciudadanos.

-Todos los países de nuestro entorno ha reutilizado antiguos contenedores industriales para nuevos usos urbanos.

-¿Qué opina del proyecto?

-Nos ha gustado, aunque no conocemos los demás. Recoge muchos aspectos que la asociación apoya (uso público, actividades culturales, investigación gastronómica), aunque los usos pueden cambiar con los años, lo importante es el contenedor. Y la limpieza que hace en los edificios y de sus dos calles internas, que la mayoría de los vigueses desconoce que existen. Permite dar luz a la arquitectura industrial.

-¿Piensa que abarca mucho el proyecto, biblioteca estatal, silos, muchas actividades…?

-Tiene justamente lo que necesita para hacerlo sostenible ya que deja en un 65 % la edificación existente, y eso de entrada es un ahorro importante.

-El alcalde cifra en seis años el tiempo necesario para concluir el proyecto. ¿Lo ve realista?

-Sí, aunque podrían ser menos si se asume como proyecto de ciudad, como debería ser. ¿Dice seis años? En ese caso se inauguraría en el 2023, justo cien años después del inicio de la construcción de la Panificadora. Una fecha perfecta, sin duda.

-¿La inversión necesaria puede asumirla la ciudad?

-Desde luego que sí, y tampoco es tan caro. Siguiendo el modelo del Matadero en Madrid, que puede ser un ejemplo, interviniendo lo menos posible.

-¿De entrada, echan de menos algo en el proyecto ganador?

-Quizás la accesibilidad. No queda clara la movilidad del Paseo de Alfonso a la Praza do Rei, fundamental para evitar dar un rodeo. Además, creo que iba en alguna propuesta la conexión con Camelias.

-Una solución de la que siempre se habló.

-El arquitecto ha declarado que preferían mantener la limpieza del edificio, pero podría valorarse ya que es una conexión muy importante. Además, la Panificadora está llena de pasarelas, no iba a romper el entorno y es preciso coserla al sitio donde está.

-Hubo proyectos en el pasado para construir viviendas en la Panificadora y, si acaso, salvar los silos. ¿Qué impidió que se ejecutaran?

-Creo que la avaricia.-Caramba.

-Estamos hablando de finales de los noventa y principios de siglo. Se firmó un convenio que nunca fue ratificado. Se produjeron ventas del terreno y cada vez el nuevo adquirente pagaba cantidades más desorbitadas. Eso hacía el proyecto cada vez más inviable y necesitado de construir más viviendas y más caras para que fuera rentable. Y en esas, sin que se hubiera materializado, llegó la crisis

-Por lo que dice, sin el pinchazo de la burbuja inmobiliaria quizás no existíríaa la Panificadora.

-Probablemente.

 

«La Panificadora puede considerarse la auténtica catedral civil de la ciudad»

© Copyright LA VOZ DE GALICIA S.A.
Aviso Legal Política de privacidad Política de Cookies Condiciones generales

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/vigo/2017/03/17/panificadora-puede-considerarse-autentica-catedral-civil-ciudadpersonal-campana/0003_201703V17C12991.htm

PROYECTO PARA LA PANIFICADORA

Noticia Atlántico Diario

http://www.atlantico.net/articulo/vigo/nueva-panificadora-convertira-gran-centro-cultural-social-ocio/20170316083603578432.HTML

La Panificadora resucita tras medio siglo de letargo

Los arquitectos coruñeses Jorge Salgado y Celso López ganaron el concurso de ideas convocado por el Concello, que ve estas obras como “un proceso imparable”

Como “un paso de gigante en la recuperación del alma histórica de la ciudad” valoró ayer el alcalde vigués, Abel Caballero, el proyecto para recuperar la Panificadora, en su opinión una de las muestras más importantes de la arquitectura industrial del siglo XX en el mundo.
El jurado del concurso convocado por el Concello de Vigo para ordenar este espacio (formado por representantes del Colegio de Arquitectos de Galicia, la Xunta, la Zona Franca y el propio Concello) eligió por unanimidad el proyecto de los arquitectos Jorge Salgado Cortizas (Cabanas), y Celso López Martín (A Coruña).
Ganaron frente a 33 aspirantes (otras dos propuestas quedaron fuera una por incompleta y otra por figurar los nombres de los concursantes), aunque hubo también menciones para otros tres proyectos liderados por Cándido Martínez, Pablo Menéndezy Sirvent Silveira. La concejala de Urbanismo, María José Caride, destacó la calidad de las propuestas y dijo que algunas ideas de los  otros candidatos se podrían incorporar al proyecto definitivo.

La antigua fábrica de pan, cerrada en 1981, se convertirá en un espacio cultural, social y de ocio, que renuncia a los usos residenciales  y potencia el uso público, y que reduce un 35% la edificabilidad con la supresión de algunos edificios añadidos. Uno de los aspectos más destacados es  que resuelve la conexión de la Panificadora con la Praza do Rei mediante unas rampas así como el enlace de todo el conjunto con el Paseo de Alfonso y el Castillo de San Sebastián.
La presentación de la idea ganadora se realizó ayer en la sala noble de la Alcaldía en presencia de arquitectos, miembros del jurado y miembros del colectivo Outro Vigo é Posible, que llevaban una década pidiendo la recuperación de la  Panificadora. Ayer expresaron su alegría e incluso su emoción con el proyecto porque desecha lo usos residenciales y porque al reducir la edificabilidad “resalta más la belleza de los edificios industriales”. Asimismo, recordaron que en su día le habían planteado a Caballero que podía pasar a la historia como el alcalde que recuperó la Panificadora o como el que la dejó pudrir. “Estamos encantados de que haya sido el que fue capaz de recuperarla”, señalaron para concluir que “esto muestra que las asociaciones de participación ciudadana tienen un papel importante”.

La opinión de Thom Mayne
Por su parte, el alcalde contó ayer en el acto que el arquitecto estadounidense Thom Mayne, premio Pritzker 2005, había mostrado su asombro ante la Panificadora en una visita realizada a la ciudad y le llegó a decir en una primera impresión que la consideraba  como “una joya de la arquitectura industrial del siglo XX en todo el mundo”, según recordó.

Biblioteca, centro gastronómico, spa y cafetería serán algunos usos

El arquitecto municipal que planteó hace 40 años en el primer Plan Especial del Casco Vello la necesidad de conservar los silos de la Panificadora, José Luis Pereiro, fue el encargado de transmitir la valoración del jurado y de presentar los usos de la nueva Panificadora en el acto celebrado ayer.

Edificio Principal.

Tendrá un gimnasio y un spa en el semisótano. La planta baja será para usos de coworking. En las plantas superiores el Centro de Innovación Gastronómica que promoverá Zona Franca y que ayer Teresa Pedrosa dijo que será para el Centro y Museo del Pan de Galicia. La última planta se reserva para una cafetería con vistas a la Ría.
Almacén. Albergará en la planta baja espacios de ensayo para músicos y en la planta alta un espacio de danza y teatro.

Los silos.

Es la construcción más singular de la Panificadora y se convertirá en zona de exposiciones. Está previsto que se hagan unas pequeñas perforaciones en sus paredes para que el visitante pueda recorrer el interior y conserva el antiguo ascensor triangular en su interior. En la superficie habrá un mirador de 200 metros cuadrados con ‘vistas magníficas’.

Edificio de la calle Falperra.

Con 2.500 metros cuadrados de superficie construida, albergará la prometida Biblioteca pública del Estado, con salas de lectura, para investigadores y un auditorio para 90 personas. El acceso se realiza por el patio exterior y las salidas de emergencia dan a la calle Falperra.

Patios exteriores.

La propuesta explota el potencial de los patios (el corredor este, el corredor oeste y patio de los silos),  debido a que se prevé un uso intensivo. En el espacio que rodea los silos se rebaja la cota y se instala la escalera-plataforma desde la que se accede peatonalmente al nuevo espacio. Desde la calle Santiago arranca la rampa que conduce hasta la Praza do Rei. En los patios se plantarán árboles de hoja caduca que darán sombra en verano y permitirán el paso del sol en invierno.