Faro de Vigo: Mil ideas para ilustrar la ciudad

PINTURA LUGRÍS
Mil ideas para ilustrar la ciudad

Colectivos ciudadanos proponen reflejar la historia de Vigo en las medianeras y lanzar mensajes para el cuidado medioambiental
selina otero 26.08.2014 | 01:47

Desde grafitis creativos que aporten un look moderno al paisaje urbano hasta murales que retraten la historia y el carácter de la ciudad, con escenas tradicionales de la ribeira del Berbés, el mar o la industria. A los colectivos ciudadanos que colaborarán con el Concello en el proyecto para decorar medianeras y muros de la ciudad se les ocurren mil maneras de ilustrar Vigo en las paredes de los edificios desnudos. Las propuestas son diversas y, cuando los artistas interesados en participar se unan, probablemente las opciones se multipliquen.

Serán, progresivamente, unas 120 medianeras las que servirán de lienzo para mejorar la imagen de la ciudad con arte urbano. Los colectivos de ciudadanos que ayudarán al Ayuntamiento a impulsar los proyectos consideran que la propia red de grafitis y murales que se vaya tejiendo por las calles, que llevará su tiempo, debe ser representativa de la ciudad, es decir, reflejar la idiosincrasia de la urbe, tanto desde un punto de vista histórico, que recuerde los pilares de la misma, como desde un punto de vista actual, con obras artísticas contemporáneas.

El comité asesor que se creará, formado por representantes de los colectivos ciudadanos y artísticos, será el encargado de dar el visto bueno a cada mural, teniendo también en cuenta el equilibrio de las pinturas por áreas. Las islas Cíes o la ría son puntos clave para la ciudad y, en este caso, quedarán ya reflejadas en esta primera obra, que es la representación en grandes dimensiones en el número dos de Príncipe del cuadro titulado Fiestra, de Urbano Lugrís.

¿Qué más postales de la ciudad deberían constar a modo de propuesta? “Las bateas, Rande o imágenes del pueblo de Vigo en la Reconquista, por ejemplo, sin olvidar la industria local, en los barcos y con el pescado. También podrían quedar reflejados de algún modo personajes históricos, como Martín Códax, Cachamuiña, Cantares Gallegos de Rosalía de Castro y también la historia del Castro”, explican fuentes consultadas.

Las fórmulas de representación son diversas; además del grafiti artístico de autor, pinturas de autor o reproducción de murales a gran escala, también se puede jugar con simulaciones arquitectónicas, jardines verticales o pinturas que solo cubren una parte de la pared, o también poemas visuales, que suelen ser imágenes que llevan asociada una idea escrita o simplemente una imagen evocadora.

Un gran escaparate

“En el fondo se trata de un escaparate, porque las obras están a la vista y tienen grandes dimensiones; creemos que sería bueno también que hubiese murales con mensajes, que transmitan la idea de cuidado del medioambiente, que ayuden a concienciar sobre el afecto al entorno y el bienestar de las personas que viven en la ciudad”, explica Juncal Blanco, del colectivo de participación ciudadana Emaús. Es una de las organizaciones con las que cuenta el Ayuntamiento para poner en marcha el proyecto de las medianeras.

Blanco explica que todavía están en la fase preparatoria pero que desde las conversaciones iniciales le gustó el planteamiento de ser un proyecto “en clave de ciudad”. “Es una iniciativa participativa y abierta. Nosotros somos un colectivo que trabajamos mucho en inclusión social y en dinamización de procesos participativos. Creemos que es una gran oportunidad para lanzar mensajes porque tendrán mucha visibilidad”, añade Blanco, que también destaca el tema de “ciudad limpia”.

¿Cómo combinar mensajes medioambientales con recursos históricos y obras actuales? Para Hixinio Beiras, de Outro Vigo é Posible, son muchas las modalidades artísticas que pueden emplearse en este tipo de proyectos, teniendo en cuenta la experiencia de otras ciudades europeas. “Desde el trampantojo, que permite plasmar personajes históricos o también reflejar situaciones cotidianas con ciudadanos de a pie, hasta murales con un tono reivindicativo, hiperrealistas, de homenaje e incluso temática solidaria”, apunta Beiras.

Faro de Vigo: medianeras pintadas en Europa

medianera en Lyon Fresque des LyonnaisEnormes pinturas urbanas que atraen a turistas en Europa

En la ciudad francesa de Lyon, de pasado industrial, los murales con personajes emblemáticos se han convertido en monumento
s. o. 24.08.2014 | 02:00

Medianera en Lyon conocida como “Fresque des Lyonnais”, con famosos en los balcones. // FdV

Fotos de la noticia

En los años 80 las autoridades de la ciudad francesa de Lyon se animaron a decorar las medianeras, muros y tapias desnudas con murales y pinturas. “Tiene pasado industrial, como Vigo, incluso con industria del automóvil y, tras el desarrollo urbanístico, quedaron medianeras y naves en desuso”, explica Hixinio Beiras, cardiólogo y miembro de Outro Vigo é Posible, una de las plataformas ciudadanas que colabora en el proyecto del Concello y que realizó un estudio para impulsar el street art. Al lado del río se encuentra “una enorme medianera conocida como Fresque des Lyonnais a cuyas falsas ventanas y balcones se asoman personajes famosos de la ciudad como el cineasta Bertrand Tavernier, el inventor de la máquina de tejer, Jacquard, Antoine de Saint Exupery, autor de El Principito, los hermanos Lumiere o Paul Bocuse, que se asoma a un restaurante pintado al nivel de la calle”, cuenta Outro Vigo. “Tal ha sido el efecto que los turistas se sacan fotos en la enorme pintura”, cuenta Beiras. También deslumbró en su día, a finales de los 80 e inicio de los 90, el Mural Les Canuts, de aspecto realista, que simula una escena de calle.

Para Outro Vigo, está claro que la figura de Urbano Lugrís (en diciembre se cumplieron cuarenta años de su fallecimiento) ha de ser clave en este proyecto de arte en la calle. De momento, el primer edificio que se decore será la representación de una de sus obras, expuesta en la actualidad en la Pinacoteca. Otra de las ideas de la plataforma ciudadana, a modo de opción, sería la plasmación de escenas y personajes vigueses clave: “desde los habitantes del Castro, los romanos de las salinas, hasta Martín Códax cantando a las olas de la ría, o Rosalía de Castro con la primera edición de Cantares Gallegos”, apuntan. Se imaginan al capitán Nemo en Rande o al pueblo en plena Reconquista, pescando, botando barcos o trabajando en la industria, añade el estudio, que indica, la importancia de la participación ciudadana: “de artistas locales, a alumnos de Bellas Artes o empresas de la ciudad”.

Faro de Vigo: pintar las medianeras céntricas

medianerasvigo-1http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2014/08/24/construcciones-urbanas-centricas/1080913.html
Construcciones urbanas céntricas
24.08.2014 | 02:52

Muchos de los edificios candidatos a cubrir los espacios desnudos tienen un lateral entero al descubierto mientras que otros dejan ver solo una parte de la medianera al estar pegado a otro edificio de menor altura. Estos son algunos de los ejemplos de calles en el centro de la ciudad: 1. Calle Elduayen 33, medianera con aislamiento y con posibilidad de andamiar 2. Calle Alfonso XIII 2, medianera con ventanas en un extremo y también con posibilidad de colocar andamios si se procede a realizar arte urbano 3. Calle Velázquez Moreno 27, medianera lisa sin ventanas con dificultades para colocar andamiaje 4. Calle Policarpo Sanz 17, medianera sin ventanas 5. Hispanidad 81, medianera de cemento con posibilidad de colocar andamios para proceder a pintar y sin ventanas 6. Calle García Barbón 7, medianera dividida sin ventanas 7. Plaza de Argüelles 1 8. Ubicada en la Calle García Barbón, esta medianera está cubierta de paneles de aluminio 9. García Barbón 122, medianera completa de fácil acceso 10. Areal 86, medianera lisa sin ventanas 11. Rosalía de Castro 53, medianera lisa con ventanucos pequeños 12. Calle Ronda de Don Bosco 5, con ventanas en un extremo 13. Calle Taboada Leal 15 14. Calle Ecuador número 9 15. Ubicada en Pi i Margall, medianera entera

Fuente: Outro Vigo é Posible/Concello

Faro de Vigo: Proyecto de arte urbano, medianeras

Proyecto de arte urbano para embellecer la ciudad
El Concello elige 120 edificios para adornar medianeras con murales y grafitis

Las comunidades de propietarios tendrán que autorizar cada obra artística y el Ayuntamiento asumiría los gastos »Firmará acuerdos con colectivos ciudadanos y de creadores para que propongan temáticas y pinturas
selina otero 24.08.2014

El Concello elige 120 edificios para adornar medianeras con murales y grafitis

Los edificios elegidos por el Concello para ser adornados OUTRO VIGO É POSIBLE / CONCELLO

El estreno del proyecto de street art en la ciudad para decorar medianeras que quedan a la vista y hacen mal efecto será a partir de mañana en el número dos de Príncipe: pared lateral en el corazón urbano en la que lucirá en menos de quince días la reproducción a gran escala de la obra Fiestra de Urbano Lugrís. Tras el pistoletazo de salida vendrán más, según acreditan fuentes municipales, que ultiman el proyecto de arte urbano para embellecer progresivamente los edificios de la ciudad. El plan del Ayuntamiento incluye 120 medianeras ubicadas en las calles de Vigo para pintar sobre ellas murales y grafitis y conseguir así mejorar el aspecto visual de las construcciones. Al mismo tiempo, las paredes laterales de edificios céntricos de la ciudad, desde García Barbón, Elduayen, Policarpo Sanz, Areal o Hispanidad, se convertirán en lienzos para los artistas especializados en reproducción de murales, pintores y expertos en el manejo del espray.

Vigo se unirá así a la tendencia de otras urbes que han logrado modernizar el aspecto visual del paisaje urbanístico al integrar coloridos grafitis y murales en la estética de la ciudad, como Lisboa, Berlín, París, Nueva York, Lyon o Melbourne. “Hemos identificado ya 120 medianeras pero hay muchas más en la ciudad”, explican fuentes municipales, de modo que en el futuro podría ampliarse el proyecto a otras áreas de la ciudad. La intención es que para el primer trimestre de 2015 “estén terminadas unas diez medianeras”.

De momento, la Concejalía de Urbanismo ultima las bases del proyecto para publicarlas en breve. Ofrecerá a las comunidades de propietarios apuntarse para participar en el proyecto de arte urbano, “con el objetivo de que colaboren para dar las autorizaciones” cuando se trata de edificios de cada ámbito, ya que les corresponde la tarea de conceder permiso para que los artistas puedan actuar sobre las medianeras. Puntualiza el Ayuntamiento que no supondrá gastos para las comunidades de propietarios, ya que la parte económica dependerá del Concello, “y al mismo tiempo podrán ver revalorizado el entorno en el que viven”, ya que las medianeras convertidas en obras de arte urbano suelen dejar un nuevo aire en la zona, incluso en muchas ciudades algunos de los murales se han convertido en reclamo turístico y acaban formando parte del recorrido típico para visitantes.

Cualquier comunidad de propietarios podrá apuntarse si tiene edificios con medianeras a la vista. No obstante, existen ciertas construcciones ubicadas en el centro de la ciudad, en calles muy céntricas, y que el Concello ya ha localizado. Por su especial interés, al destacar más visualmente, se les propondrá directamente la participación en el proyecto, como es el caso, por ejemplo, del número 2 de Príncipe, cuyo inicio del montaje está previsto para mañana. En este caso se hará cargo de la obra una empresa especializada en reproducción de pinturas con aerosol y en grandes dimensiones. Sobre esta céntrica medianera se verán en tamaño XL Bouzas y las islas Cíes, dos de los elementos de las obras de Lugrís.

En una ciudad industrial como Vigo, los efectos del desarrollo urbanístico dejan a la vista gran cantidad de medianeras. En las imágenes pueden contemplarse cerca de 20 pero son muchas más las que están registradas en el proyecto que maneja el Concello. Muchas de ellas son de pared entera, luciendo un lateral completo de un edificio a la vista. En ocasiones, estas medianeras están cubiertas de aluminio o de pintura pero otras veces se quedan en cemento o con algún tipo de revestimiento que le aportan un look poco atractivo y que suele afear la zona, con la sensación de que falta algún elemento que tape dicho vacío.

El listado de medianeras ubica posibles lienzos por numerosos rincones de la ciudad: desde la Calle Elduayen, hasta Velázquez Moreno, García Barbón, Policarpo Sanz, Calle Alfonso XIII, Hispanidad o Falperra. También constan medianeras partidas, es decir, parte de un edificio que queda a la vista por tener uno de menor altura contiguo. Completan el listado la Calle República Argentina, García Olloqui, la Calle Carral, Areal, Cánovas del Castillo, Montero Ríos, Oporto, Sanjurjo Badía, Julián Estévez, Ronda de Don Bosco, Taboada Leal o Pi i Margall, entre otras.

El Concello se compromete a hacerse cargo de la financiación de los proyectos de arte urbano. La gestión de los mismos se realizará a través de las asociaciones colaboradoras en el plan municipal: la Plataforma ciudadana Outro Vigo é Posible, la Fundación social Emaús y colectivos de artistas que estén interesados en participar en la pintura y decoración de edificios de la ciudad. Ayuntamiento y comunidades de propietarios elegirían los edificios en condiciones para asumir una obra decorativa en uno de sus laterales.

Según las directrices que ultima el Concello corresponderá a las asociaciones ciudadanas y a los colectivos de artistas valorar los proyectos y dar su visto bueno a las obras. “Se van a firmar acuerdos para que las asociaciones y los colectivos se impliquen en los proyectos y propongan temáticas y pinturas. Se creará una comisión de artistas y técnicos para valorar las obras”, comentan fuentes municipales, de manera que cada pintura sea apropiada para un espacio, además de elegir a los autores de las mismas, con participación en la selección de artistas locales, y el objetivo también de buscar un equilibrio entre las obras elegidas en la ciudad.

Las plataformas ciudadanas que apoyaron el proyecto consideran que este tipo de iniciativas vinculan a vecinos, a la Administración local, a propietarios de inmuebles, artistas locales, asociaciones vecinales y a empresas, que pueden colaborar también en el montaje de la obra. Consideran que se trata de un trabajo en equipo que, además, suele redundar en un cambio positivo en la apreciación de la propia ciudad. Además, Vigo cuenta con un potente colectivo de artistas locales especializados en grafiti y con destacados currículos por su experiencia tanto en la ciudad y otros puntos de Galicia, como en el extranjero, desde Milán a Copenhague, pasando por Berlín, Nueva York, París o Río de Janeiro.

Otra de las opciones que maneja el Concello es abrir la participación a instituciones, fundaciones o empresas patrocinadoras para “apadrinar murales” colaborando en la financiación. “Sería un modo de contribuir al plan de decoración de espacios en la ciudad a través de obras de arte. Al mismo tiempo se les reservaría un pequeño espacio en la elaboración del mural o grafiti para dejar constancia de dicha colaboración, con la grabación del nombre de la entidad en la obra”, apuntan fuentes del Ayuntamiento.

Legado arquitectónico de Vigo

Los edificios a conservarLos edificios a conservarhttp://www.farodevigo.es/gran-vigo/2014/08/10/legado-arquitectonico-espera-salvado/1073301.html
Faro de Vigo
El legado arquitectónico que espera ser salvado
Expertos del Instituto de Estudios Vigueses elaboran el “top ten” de inmuebles a rescatar tras la recuperación de la fortaleza de O Castro

ana blasco 10.08.2014 | 18:47

En Vigo hay más conciencia sobre la necesidad de conservar el patrimonio arquitectónico. Se percibe en la sociedad, entre los expertos y en las actuaciones de la Administración. La última gran demostración de ello es la recuperación de la visión íntegra del antiguo semibaluarte del Diamante, en la muralla de O Castro. Este destacado elemento del primer recinto defensivo del Castillo de Nuestra Señora de O Castro -que se levantó en el siglo XVII-, se puede volver a contemplar tras la demolición del restaurante “El Castillo”. El Instituto de Estudios Vigueses ha aplaudido esta recuperación y dos de sus expertos elaboran el top ten de los inmuebles de la ciudad que, a su juicio, se deberían rescatar. Son el profesor e historiador José Ramón Iglesias Veiga y el investigador y arquitecto Jaime Garrido.

En su lista, incluyen desde fortificaciones del siglo XVII -el Castillo de San Sebastián- y arquitectura popular del XVI -las casas marineras de la fachada de O Berbés-, hasta una construcción religiosa neogótica de finales del XIX -la iglesia de las Hermanas de los Ancianos Desamparados- o un colegio -el de San José de Cluny- y un edificio residencial -el Ribas Barreras- de principios del siglo XX. Algunos ya cuentan con un plan para su recuperación -como el proyectado por el Consorcio del Casco Vello para la Ribeira de O Berbés-, mientras que a otros les espera un futuro peor -Urbanismo permite la demolición del primer edificio de la Gran Vía, el Cluny, y de la iglesia de Pi y Margall solo se conservará la fachada-.

Capítulo aparte merece el patrimonio industrial. Estos investigadores lamentan que no siempre haya sido “poco valorado” y que ya se hayan perdido muchos ejemplos fruto de la especulación urbanística, por lo que urgen a conservar los que quedan. La Panificadora es el más presente en la mente de los vigueses por su ubicación y la singularidad de sus elementos. Es objeto de diferentes concursos artísticos y arquitectónicos y cuenta con una plataforma que reclama su recuperación, pero esta se mantiene bloqueada. La ciudad conserva más ejemplos. Una de las fábricas que ha perdido su actividad más recientemente es la bella sede de la conservera Bernardo Alfageme, que aún se encuentra en buenas condiciones. De La Metalúrgica, en cambio, solo se conservará la fachada -se renuncia a su reconstrucción-, en una solución que Iglesias Veiga tilda de “calma conciencias.

Jaime Garrido lamenta que Vigo haya perdido la oportunidad de crear “un importante museo de la industria” con ejemplos de maquinaria de diferentes épocas “como recuerdos heredados para saber cómo funcionaban las cosas”.

“Falsos históricos”

José Ramón Iglesias considera “c conveniente” advertir también contra las ampliaciones en el valioso patrimonio de finales del XIX y principios del XX con las que se persiguen crear “falsos históricos”. Destaca que “parte del patrimonio se alteró y se sigue modificando de una manera grave con actuaciones más silenciosa o sibilinas” mediante “adicciones miméticas” que copian partes de las fachadas preexistentes. Vaticina que, dentro de unos años, “cuando la pátina del tiempo iguale” el granito de las diferentes épocas de construcción, “muy pocas personas diferenciarán lo nuevo de lo viejo” .

Ribas Barreras – Una joya del racionalismo sin destino a la vista

Este inmueble racionalista, en la confluencia de Colón y Marqués de Valladares, fue proyectado en mayo de 1933, por Francisco Castro Represas para las hermanas Rosa, Luisa y Teresa Ribas Barreras. Tiene un “indudable valor por ser también un notable ejemplo en la ciudad de la influencia del art decó”, explica José Ramón Iglesias Veiga. Los elementos de este estilo “suavizan o endulzan el rigor racionalista”, describe.

El Banco Exterior de España instaló su sede viguesa en los bajos del edificio en 1946, pero hoy permance abandonado. El Real Club Celta lo sopesó para trasladar allí su “Casa” e instalar la residencia para la cantera, pero ahora parece decantarse por el Mercantil.

Colegio San José de Cluny – Ejemplo de la renovación de la arquitectura escolar en el siglo XIX

Los expertos del Instituto de Estudios Vigueses consideran que el primer inmueble de la Gran Vía -levantado antes de la urbanización de la propia calle-, cuenta con sobrado valor arquitectónico para ser conservado. Urbanismo, sin embargo, ha levantado su catalogación preventiva y permite su derribo total o parcial. “”Su concisa fachada, no ejecutada en granito, puede parecer de poca importancia, pero se trata del primer edificio en Vigo que, dentro de la arquitectura escolar, atiende a un programa previo de modernos usos pedagógicos”. Es una obra de Antonio Cominges, siguiendo las directrices de Antonio Flórez, arquitecto vigués y gran renovador de la arquitectura escolar española a principios del siglo XX.

Fachada de O Berbés – El icono del alma marinera de la urbe, a la espera de su ansiado resurgir

A la espera de que arranquen las obras, los trámites para la rehabilitación de la que fue cuna de la ciudad marinera, está en marcha. Existen referencias de estas construcciones de arquitectura popular ya en el siglo XVI, pero el progresivo abandono del casco histórico ocasionó su progresiva decadencia. Se espera que su actual estado de avanzado deterioro cambie en un futuro próximo a través del plan para renovar, con cuatro millones de euros, la fachada de la ribera del Consorcio del Casco Velo, en el que participa la Xunta -con un 90%- y el Concello. La Universidad proyecta instalar allí la sede de su reconocido Centro de Linguas, lo que se convertiría en la actuación estrella de su recuperación.

La Panificadora – El buque insignia de la arquitectura industrial de la ciudad

Es uno de las rehabilitaciones pendientes que están más presentes en la mente de los vigueses. La recuperación de este recinto industrial, con elementos singulares -como los silos- y ubicación privilegiada -a los pies del Concello-, en la actualidad, está bloqueada.

Su promotora fue la Compañía Viguesa de Panificación, creada en 1917, que encargó el proyecto de construcción al arquitecto Manuel Gómez Román, siguiendo el ejemplo de otras industrias similares en el extranjero. El ingeniero Otto Werner y el técnico Jorge Buchl, se hicieron cargo de las instalaciones fabriles y mecánicas. Se inauguró en 1924.

Fábrica de conservas del Grupo Bernardo Alfageme – El emblema de la industria conservera viguesa

El suministro a combatientes de la I Guerra Mundial y poblaciones con cosechas arrasadas propició la época dorada de las conserveras y que la marca Bernardo Alfageme construyera en 1928 su segunda factoría en la ciudad, que se convertiría en la sede del grupo. Este complejo industrial de gran belleza arquitectónica, fue ideado por Manuel Gómez Román, e incluía la residencia familia. Cuenta con una fachada a Tomás Alonso y otra gemela, que da a la Ría. Las instalaciones se mantienen cerradas desde el ERE de extinción del grupo en 2010. Jaime Garrido alerta de la conveniencia de darle actividad antes de que se deteriore.

La Metalúrgica – Los últimos restos de la antigua fábrica de estampación de latas

Descartada su reconstrucción completa, el recuerdo de la finca de La Metalúrgica se mantendrá gracias a su fachada. El único elemento que permanece en pie de la vieja fábrica de latas de conservas, está protegido en el PXOM como elemento singular y juega un papel principal en el proyecto presentado por la constructora ourensana Ifer y en el que propone la edificación de dos torres de 19 y 13 pisos para viviendas y oficinas. El diseño inicial incluye la restauración de un tramo de 64 metros de fachada, por cuyos vanos abiertos se accederá a los jardines de las torres. El resto, pertenece a la Tesorería de la Seguridad Social.

Castillo de San Sebastián – La otra mitad de un recinto amurallado del siglo XVII

Del Castillo de San Sebastián, construido bajo el reinado de Felipe IV -siglo XVII- para proteger a la ciudad en la guerra por la independencia de Portugal, solo quedan los muros del lado norte con dos garitas. El resto -incluidos un baluarte y dos medios baluartes- fueron derribados para construir en su lugar la actual Casa Consistorial, en la década de los 70. El arquitecto e investigador Jaime Garrido propone que su reconstrucción y lamenta que Rafael Moneo no haya dispuesto así en el proyecto de reforma del Ayuntamiento y su entorno. Sin embargo, está convencido de que aún se puede introducir y defiende que sería la opción más acertada.

Antigua estación del ferrocarril – El símbolo del inicio del vínculo con Ourense

La antigua estación del ferrocarril, estrenada en 1881 tiene un importante significado al ser el símbolo de la primera salida al mar para Ourense y de su conexión con Vigo. El hermanamiento se reflejó enlazando sus iniciales -V y O- en la parte más alta de la fachada de este inmueble proyectado por el ingeniero Javier Boquerín. Declarada monumento a conservar, cuando se derribó el edificio (2001) la fachada fue desmontada y sus piedras numeradas se acumularon en una finca en Redondela a la espera de un destino. Jaime Garrido reclama su recuperación y propone su integración en el proyecto de la nueva estación.

El asilo de las Hermanas de los Ancianos Desamparados – Una fachada para recordar un destacado complejo neogótico

Al investigador y arquitecto Jaime Garrido le resulta insuficiente que solo se conserve la fachada de la iglesia de las Hermanas de los Ancianos Desamparados en el proyecto del barrio del cura. Considera que el en el resto del complejo, de arquitectura neogótica con pinceladas de romántico y barroco, hay más elementos dignos de conservar. Destaca la iglesia y los cuerpos laterales. Consciente de que ya no hay marcha atrás en esta decisión, lamenta que se haya “eludido la recuperación de todo lo que se debería haber conservado y solo vaya a quedar un recuerdo a través de la fachada”.

Casa de Lorenzo Rodríguez – Rehabilitaciones que se han enfrentado a la crisis

El arquitecto Jaime Garrido pone la Casa de Lorenzo Rodríguez como ejemplo de edificios cuyos propietarios tienen intención de restaurar pero que han permanecido cerrados a la espera de que volviera a fluir el crédito. Arquitectos vigueses han rescatado el proyecto original (1893) de Jenaro de la Fuente para este edificio ubicado en plena Porta do Sol. Garrido señala que la crisis ha dejado a muchos inmuebles destacados en similares circunstancias y destaca el que hace esquina entre Urzáiz y la Bajada de la estación, cuyo dueño preveía recuperar la galería, o el que firma Jenaro de la Fuente en la confluencia de Urzáiz y Vázquez Varela.

ENCUESTA DEL FARO DE VIGO
http://mas.farodevigo.es/canales/opiniones/legado_arquitectonico_vigo

Noticia Faro de Vigo: Los grafiteros buscan madianeras

Los grafiteros buscan edificios para su lienzo

Vecinos, comercios y artistas apoyan el plan del Concello para decorar medianeras de viviendas con “street art”

selina otero 09.08.2014 | 13:05

Los grafiteros buscan edificios para su lienzo

El número dos de la Calle Príncipe se perfila como el primer candidato para servir de base a un mural que adorne el paisaje urbano. Artistas vigueses que plasman sus creaciones en espacios abiertos y en paredes de todo tipo acogen con motivación la idea de vestir las medianeras que afean la ciudad con sus obras. Muchos de ellos ya lo han hecho en Balaídos, O Berbés o Bouzas, y también en Portugal, París o Nueva York. A comercios y a asociaciones de vecinos también les atrae la iniciativa de enfundar el cemento con tonos alegres y con las ilustraciones de los artistas urbanos.

Se pueden tocar varios estilos, desde el grafiti clásico, el de letras y colorista, a murales más realistas con paisajes o conceptos. Artistas vigueses vinculados al ´street art´, que han plasmado ya sus creaciones en algún muro de la ciudad, y también en Portugal, Alemania o Nueva York, aplauden el proyecto del Concello de adornar con pintura artística las medianeras de hormigón a la vista que afean el paisaje urbano. Los artistas de la ciudad, que buscarán su propio lienzo en muros y laterales de los edificios y que piden que se tenga en cuenta la experiencia del colectivo para que el proyecto urbano “quede redondo”, recuerdan que en alguna ocasión se había tratado ya esta idea, sin llegar a fructificar.

Asociaciones de vecinos y comerciantes responden también con un “estupendo” a la opción de dar color a paredes inertes. Incluso enumeran lugares que piden un grafiti o un mural “a gritos”: “en Cánovas del Castillo, en las escaleras de la Calle Real con Teófilo Llorente o en la rotonda de Isabel Católica”, avanzan los comerciantes, imaginándose en dichas medianeras y desniveles modernas pinturas propias de Banksy, figura de masas del género. De momento, el Concello ha anticipado que comenzará por la medianera del número 2 de la Calle Príncipe, si bien a los propios comerciantes y vecinos se les ocurre más de un rincón para tirar de brocha, rodillo, pincel o spray.

Coincidiendo con O Marisquiño, precisamente hoy se dan cita en Vigo grafiteros como Antony, que lleva 20 años de oficio, con murales en Balaídos, París, Nueva York o Frankfurt. Hoy compartirá espacio con el también vigués Chek, Besdo (Madrid), Rage (Victoria) o el Colectivo Rúa (Oporto), que acaba de hacer una intervención en un edificio completo en Oporto. O Castro, O Berbés o Bouzas han sido espacios recurrentes para los grafiteros de la ciudad. “Hay que establecer bien las bases del concurso”, precisa Antony. Lo mismo piensa Tayone, también de Vigo (Plaza de la Independencia), con ilustraciones en la ciudad, Santiago, Ordes o Aranda de Duero. Zeiko, metido también como alguno de sus compañeros en el mundo de la música y organización de festivales, combina la realización de murales con talleres de grafiti para niños y otros colectivos. “Yo estaría encantado de participar”, añade. Xpen con años de experiencia pintando y también dedicado al Diseño, explica que los murales le dan “libertad”.

Paredes “de colores que dan categoría” para escapar de la “sensación de frío” de medianeras oscuras y de hormigón

“No es lo mismo O Berbés que O Casco Vello a la hora de elegir el tipo de obra, hay que tener sensibilidad con el aspecto final, creo. Pero, desde luego, es mucho más agradable un dibujo o grafiti que ver una medianera que da la sensación de destruida e incluso a veces de suciedad”, cuenta el portavoz de los vecinos de Casco Vello, Cándido Pérez. Recuerda una iniciativa similar “hace tiempo al lado de la Casa da Xuventude en López Mora, en la que se dibujó la sombra del propio edificio, si no me falla la memoria”. Para Gregorio Álvarez, de Valladares, la iniciativa “es perfecta, incluso se puede aprovechar para lanzar algún mensaje, en el sentido de arte conceptual; a nosotros nos vendría muy bien en un parque que tenemos aquí; de hecho pensé en llamar a unos grafiteros para que pinten algo que anime a los usuario del parque a no fumar dentro del recinto, porque hay niños”.

“Me encanta el proyecto, además le da categoría a las calles. De hecho yo pensé en varias ocasiones, en edificios con medianeras, en lo bien que le quedaría un mural, una pintura con temas relacionados con Galicia, como un mar o unos barcos, por ejemplo”, cuenta Encarna Álvarez, presidenta de la Federación de Comercio de Vigo. Apunta Encarna que, a mayores de medianeras, también hay edificios más altos pegados a edificios más bajos, “y en ese espacio de distancia también estaría bien alguna de estas ideas”.

“Las paredes tipo medianera quedan frías y, la verdad, con dibujos de colores espectaculares quedarían mucho mejor; me parece estupenda la iniciativa. Además, es una oportunidad para los artistas urbanos para plasmar su obra. Creo que en la calle Ecuador hay alguna pared que queda fea por el desnivel de alturas, por ejemplo”, cuenta Raúl Fontán, gerente de los comerciantes de Zona Centro. Por parte de los comerciantes de Casco Vello, Anxo Méndez también apuesta por la iniciativa del Concello y recuerda ciudades como Vitoria, “en las que el arte urbano es muy común”. A Méndez le viene a la cabeza al hablar de cubrir medianeras la moda de hace unos años de cubrir dichos espacios con publicidad de marcas o entidades bancarias. “Sería similar pero con pintura artística”, argumenta.

Noticia sobre las medianeras en al Faro de Vigo

http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2014/08/08/concello-propietarios-edificios-centro-decoraran/1072228.html

Los edificios en el centro decorarán las medianeras desnudas con murales y grafitis

La administración ofrecerá subvenciones y planteará a empresas que los apadrinen »La primera experiencia arranca este mes en un inmueble de Príncipe, en el que se instalará una lona con la reproducción de una obra de Lugrís

javier pastoriza 08.08.2014

Las paredes medianeras de edificios que dan a solares vacíos en pleno centro de la ciudad y afean el paisaje pasarán a lucir grandes murales con grafitis y otras expresiones artísticas. El Concello ha puesto en marcha un proyecto para mejorar el aspecto de zonas que presentan estado de abandono con un alto impacto visual, y convocará un programa de ayudas específicas a propietarios de inmuebles que se hallen en estas circunstancias para realzar sus fachadas laterales con intervenciones culturales, convirtiendo lugares degradados en atractivos urbanos. Vigo se sumará así al amplio catálogo de ciudades que promueven las diversas manifestaciones de street art en edificios como fórmula para embellecer las vistas de las calles.

Uno de los ejemplos de medianeras que afean lugares muy transitados está en el número 2 de la calle Príncipe, muy cerca de Porta do Sol. Al lado hay un solar en estado de abandono, solo con restos de la planta baja del antiguo inmueble que ocupaba la parcela. El Concello, según explican fuentes del departamento de Urbanismo, quiere realizar allí la primera intervención a modo de experiencia piloto. El 25 de agosto está prevista la instalación de una lona con un mural que reproduce a gran tamaño un cuadro del pintor Urbano Lugrís. Para la elección del artista se ha tenido en cuenta que este año se cumple el cuarenta aniversario de su fallecimiento. “La familia nos manifestó su agradecimiento y la autorización para exhibir el cuadro”, señalan las citadas fuentes.

Los técnicos municipales están redactando las bases del programa de subvenciones, que se concederán siguiendo los principios de publicidad, concurrencia y objetividad. Paralelamente el Concello quiere implicar a los ciudadanos y a los artistas, y contará de entrada con la colaboración de varios colectivos, entre ellos “Outro Vigo é Posible” y la fundación social Emaús. Además planteará la participación de empresas que podrán patrocinar las intervenciones artísticas, ofertando un espacio propio en los murales para dejar patente su colaboración. También se implicará a instituciones interesadas en la conservación y defensa del patrimonio cultural.

Distintas modalidades

Los artistas que se encargarán de pintar los frescos serán seleccionados a medida que se concedan las ayudas a los propietarios. En algunos casos las intervenciones se plasmarán con la colocación de lonas, y en otros directamente sobre la propia medianera. Además del objetivo de revitalizar el espacio urbano, el proyecto busca mostrar el potencial artístico y creativo de la ciudad.

Vigo cuenta con talentosos grafiteros que realizan intervenciones en otras ciudades, participan en festivales e incluso han llevado sus creaciones a museos de la talla de la londinense Tate Modern. El colectivo se ha quejado en varias ocasiones de la falta de iniciativas para canalizar esta expresión cultural, vinculada erróneamente al vandalismo, mientras que otras ciudades la promocionan y cooperan activamente. Con ello abren coloristas museos al aire libre, y además contribuyen a reducir las pintadas antiestéticas. También los artistas de otras disciplinas pictóricas encuentran en las medianeras un lugar privilegiado para sus murales.

Las manifestaciones artísticas sobre paredes de edificios son una fórmula cada vez más extendida, e incluso algunas ciudades cuentan con entidades públicas específicas para promover la mejora de los espacios urbanos con iniciativas de estas características, en muchos casos apadrinadas por empresas. Barcelona ha rehabilitado en la última década casi 600 muros y medianeras con pinturas de gran formato grafitis y poemas visuales. Hace solo un mes aprobó un proyecto para los dos próximos años en el que muralistas contemporáneos compondrán piezas artísticas de grandes dimensiones con rostros de personajes históricos de la Ciudad Condal. El conjunto formará una exposición urbana para la cual el Ayuntamiento barcelonés propondrá seguir un circuito.

Otras grandes urbes europeas como Lisboa sacan a concurso público sus muros después de muchos años “persiguiendo” con sanciones a los grafiteros.

Poemas visuales, rutas del cómic y obras de culto

Las intervenciones en medianeras, muros y salientes se han convertido en una expresión artística común en ciudades de todo el mundo, y algunas han hecho de ello una marca. Es el caso de Bruselas, que cuenta con una reconocida ruta del cómic, con más de 50 frescos en fachadas en las que se pueden ver viñetas de, entre muchos otros, Tintín, Asterix o Lucky Luke (a la derecha). Barcelona, con una larga trayectoria de promoción del street art, acaba de aprobar un proyecto para la Ciutat Bella que rinde homenaje a personajes históricos locales. Nueva York, Berlín, Toronto o La Habana destacan también por su creatividad en las calles. Poemas visuales, citas para hacer reflexionar a quien las lee y jardines verticales son otras manifestaciones extendidas. Algunos murales y grafittis han alcanzado la consideración de obras de culto, como los de Banksy (arriba, en una pared de Nueva Orleans). La ciudad rusa de Kazán (primera imagen por la izquierda) y la polaca de Bialystok (tercera) exhiben originales intervenciones.