Presentación del Proyecto de la Panificadora, La Voz de Galicia

 

Todos los partidos se comprometen a salvar el edificio de la Panificadora

20 de marzo 1996

El culebrón de la Panificadora no es nuevo. El 20 de marzo de 1996 se producía un cambio respecto a la dinámica destructiva que se cebaba con la Panificadora, al saberse que de las tres propuestas presentadas por los dueños del terreno, una contemplaba su conservación. El alcalde Manuel Pérez y el teniente de alcalde, Gil Sotres, informaron del tema al PSOE y al BNG. Los socialistas ya habían anticipado que estaban a favor de mantenerla. El BNG estaba en la misma línea aunque puntualizaba su responsable municipal, Lois Pérez Castrillo, que era preciso hablar de las edificabilidades previstas. Uno de los propietarios se reunió ese mismo día también con uno de los grupos municipales para explicarle su postura. También se abordó la posible necesidad de modificar el Peri de la zona ya que contemplaba 72 viviendas de gran tamaño, cuya salida era dudosa, y una instalación hotelera. La propiedad prefería más pisos de menos tamaño. La noticia supuso un cambio de perspectiva para el clásico edificio industrial, ya que hasta entonces las propuestas primaban la construcción sobre la conservación. Los 90 fueron años de expansión de la construcción, con el plan urbanístico de 1993 y con sonados edificios que se construyeron ajenos a cualquier legalidad.

Al mismo tiempo que se debatía sobre el futuro de la Panificadora, un edificio que se puede contemplar desde la casa consistorial, fue naciendo una fuerte conciencia social que capitaneó la asociación   Outro Vigo é Posible. Esta acabaría llevándole a Abel Caballero la   propuesta de mantener el edificio y utilizarlo para usos culturales, ya en el 2007, pero el recién elegido regidor no contempló su recuperación. Ahora sí ha llegado esa fase y ya existe un proyecto para recuperar la edificación industrial. Hoy mismo, a las 11.00, los arquitectos Celso López y Jorge Salgado expondrán los detalles del proyecto arquitectónico que han diseñado para rehabilitar el inmueble y dedicarlo a usos culturales. Su plan cuenta también con recuperar la fallida instalación del la biblioteca del Estado, comprometida por el Gobierno de Zapatero cuando César Antonio Molina era ministro de Cultura y que no se instaló porque el gobierno local no le facilitó un sitio. Todo el proyecto, en todo caso, está pendiente de la negociación de la expropiación con los propietarios, que ahora son tres.

Enlace a la noticia:

Presentación del proyecto para recuperar la Panificadora

Noticia del faro de Vigo

Los arquitectos de la nueva Panificadora se plantean como reto “recuperar su esencia”

El alcalde compromete que el proyecto será una realidad en el próximo mandato durante la presentación en sociedad de la rehabilitación

a. méndez 20.03.2017 | 14:32

Infografía realizada por los arquitectos de La Panificadora. / FdV

Infografía realizada por los arquitectos de La Panificadora. / FdV

Los arquitectos Jorge Salgado Cortizas y Celso López Martín expusieron hoy en Casa das Artes el proyecto con el que ganaron el concurso de ideas para rehabilitar La Panificadora en un acto al que estaban invitados representantes del COAG, colectivos sociales, empresarios y asociaciones como Outro Vigo é Posible que llevaban años trabajando por la recuperación del antiguo inmueble fabril. Los diseñadores aseguraron que el principal objetivo de su propuesta es “recuperar la esencia” del edificio original y limpiarla todo lo posible de anexos inservibles para que “respirase”.

El segundo punto determinante de su proyecto, seleccionado el pasado miércoles por un jurado compuesto por 15 representantes del Concello, Zona Franca y arquitectos es la apertura de todo el ámbito hacia el Casco Vello y la creación de una nueva entrada a Praza do Rei desde la calle Santiago, entrando por el Paseo de Alfonso. “Queríamos abrir el conjunto”, destacó Celso López, mientras Jorge Salgado se centró en detallar el uso interior de los espacios.

“No queríamos generar sombras ni tapar los patios interiores que nos parecían tan importantes como la arquitectura del edificio”, argumentó respecto a la propuesta de respetar al máximo la configuración inicial de La Panificadora. En primera fila, el alcalde, Abel Caballero, que se comprometió a avanzar en la actual legislatura con las cuestiones técnicas y urbanísticas para que la rehabilitación que impulsa con Zona Franca sea “una realidad” en el próximo mandato.

Enlace a la noticia: http://www.farodevigo.es/gran-vigo/2017/03/20/arquitectos-nueva-panificadora-plantean-reto/1644862.html

Vigo, 20 de marzo de 2017

PROYECTO PARA LA PANIFICADORA

Noticia Atlántico Diario

http://www.atlantico.net/articulo/vigo/nueva-panificadora-convertira-gran-centro-cultural-social-ocio/20170316083603578432.HTML

La Panificadora resucita tras medio siglo de letargo

Los arquitectos coruñeses Jorge Salgado y Celso López ganaron el concurso de ideas convocado por el Concello, que ve estas obras como “un proceso imparable”

Como “un paso de gigante en la recuperación del alma histórica de la ciudad” valoró ayer el alcalde vigués, Abel Caballero, el proyecto para recuperar la Panificadora, en su opinión una de las muestras más importantes de la arquitectura industrial del siglo XX en el mundo.
El jurado del concurso convocado por el Concello de Vigo para ordenar este espacio (formado por representantes del Colegio de Arquitectos de Galicia, la Xunta, la Zona Franca y el propio Concello) eligió por unanimidad el proyecto de los arquitectos Jorge Salgado Cortizas (Cabanas), y Celso López Martín (A Coruña).
Ganaron frente a 33 aspirantes (otras dos propuestas quedaron fuera una por incompleta y otra por figurar los nombres de los concursantes), aunque hubo también menciones para otros tres proyectos liderados por Cándido Martínez, Pablo Menéndezy Sirvent Silveira. La concejala de Urbanismo, María José Caride, destacó la calidad de las propuestas y dijo que algunas ideas de los  otros candidatos se podrían incorporar al proyecto definitivo.

La antigua fábrica de pan, cerrada en 1981, se convertirá en un espacio cultural, social y de ocio, que renuncia a los usos residenciales  y potencia el uso público, y que reduce un 35% la edificabilidad con la supresión de algunos edificios añadidos. Uno de los aspectos más destacados es  que resuelve la conexión de la Panificadora con la Praza do Rei mediante unas rampas así como el enlace de todo el conjunto con el Paseo de Alfonso y el Castillo de San Sebastián.
La presentación de la idea ganadora se realizó ayer en la sala noble de la Alcaldía en presencia de arquitectos, miembros del jurado y miembros del colectivo Outro Vigo é Posible, que llevaban una década pidiendo la recuperación de la  Panificadora. Ayer expresaron su alegría e incluso su emoción con el proyecto porque desecha lo usos residenciales y porque al reducir la edificabilidad “resalta más la belleza de los edificios industriales”. Asimismo, recordaron que en su día le habían planteado a Caballero que podía pasar a la historia como el alcalde que recuperó la Panificadora o como el que la dejó pudrir. “Estamos encantados de que haya sido el que fue capaz de recuperarla”, señalaron para concluir que “esto muestra que las asociaciones de participación ciudadana tienen un papel importante”.

La opinión de Thom Mayne
Por su parte, el alcalde contó ayer en el acto que el arquitecto estadounidense Thom Mayne, premio Pritzker 2005, había mostrado su asombro ante la Panificadora en una visita realizada a la ciudad y le llegó a decir en una primera impresión que la consideraba  como “una joya de la arquitectura industrial del siglo XX en todo el mundo”, según recordó.

Biblioteca, centro gastronómico, spa y cafetería serán algunos usos

El arquitecto municipal que planteó hace 40 años en el primer Plan Especial del Casco Vello la necesidad de conservar los silos de la Panificadora, José Luis Pereiro, fue el encargado de transmitir la valoración del jurado y de presentar los usos de la nueva Panificadora en el acto celebrado ayer.

Edificio Principal.

Tendrá un gimnasio y un spa en el semisótano. La planta baja será para usos de coworking. En las plantas superiores el Centro de Innovación Gastronómica que promoverá Zona Franca y que ayer Teresa Pedrosa dijo que será para el Centro y Museo del Pan de Galicia. La última planta se reserva para una cafetería con vistas a la Ría.
Almacén. Albergará en la planta baja espacios de ensayo para músicos y en la planta alta un espacio de danza y teatro.

Los silos.

Es la construcción más singular de la Panificadora y se convertirá en zona de exposiciones. Está previsto que se hagan unas pequeñas perforaciones en sus paredes para que el visitante pueda recorrer el interior y conserva el antiguo ascensor triangular en su interior. En la superficie habrá un mirador de 200 metros cuadrados con ‘vistas magníficas’.

Edificio de la calle Falperra.

Con 2.500 metros cuadrados de superficie construida, albergará la prometida Biblioteca pública del Estado, con salas de lectura, para investigadores y un auditorio para 90 personas. El acceso se realiza por el patio exterior y las salidas de emergencia dan a la calle Falperra.

Patios exteriores.

La propuesta explota el potencial de los patios (el corredor este, el corredor oeste y patio de los silos),  debido a que se prevé un uso intensivo. En el espacio que rodea los silos se rebaja la cota y se instala la escalera-plataforma desde la que se accede peatonalmente al nuevo espacio. Desde la calle Santiago arranca la rampa que conduce hasta la Praza do Rei. En los patios se plantarán árboles de hoja caduca que darán sombra en verano y permitirán el paso del sol en invierno.